Palacio y Iglesia San Martín

Palacio

Esta casa-palacio se construyó a finales del siglo XIX. Es el edificio más representativo del pueblo. Fue construido por los Condes de Antillón, y fue residencia de verano de su heredera la Marquesa de Casablanca. En 1.991 fue comprado por el Ayuntamiento de Deifontes, con objetivo de destinarlo como Casa Consistorial. El palacio presenta jardines que están abiertos diariamente a disposición de cualquiera que desee disfrutar de la paz y armonía que en ellos se respira. Actualmente el Palacio se utiliza como el lugar del ayuntamiento.

Iglesia

Es de estilo mudéjar. Según datos de D. Antonio Muñoz, “la historia del actual templo parroquial, comienza en el año 1.620, pero no comienza su construcción hasta 1.642. Se le encarga a Ambrosio de Vico el trazo de dicha Iglesia.

Su descripción sería: templo de una sola nave, de forma rectangular, con capilla mayor sin diferenciar y cubierta con armadura de madera. Los muros son obra de mampostería y ladrillo y los ángulos de cantería. El artesonado que lo cubre es de líneas simples perfiladas, con seis tirantes pareados y cuadrales apoyados sobre canes manieristas de rollo y recuadro. La entrada, con sencilla portada de ladrillo, está a los pies. Sobre ella se levanta el coro. La torre es posterior y está rematada en chapitel piramidal.”

La decoración que tuvo hasta 1.936 fue barroca. Retablos, pinturas, tallas, orfebrería y ornamentos fueron destruidos en la Guerra Civil. Las imágenes fueron repuestas y pagadas por el pueblo después de la guerra, gracias a las iniciativas de D. Francisco Pérez Muñoz. Las imágenes de los patronos, Cristo de la Veracruz y Virgen del Milagro, son obras de D. Eduardo Espinosa. El Corazón de Jesús, el Cristo de la Cruz a cuestas y La Purísima, son obra de Barbero. La iglesia tiene por patrón a San Martín

Anuncios